Viajes

50 síntomas que delatan que eres adicto a los viajes

Pin
Send
Share
Send


Probablemente son varias cosas en tu comportamiento las que te delatan. Probablemente, si le preguntásemos a tus familiares y amigos más cercanos, dirían que estás obsesionado. Estamos seguros que si pudiésemos mirar en tu casa o en tu mochila, no tendríamos dudas. ¿De verdad no sabes de lo que hablamos? Sigue leyendo y descubre con nosotros los 50 síntomas que delatan que eres adicto a los viajes.

1. Miras cada poco tiempo tu pasaporte, pasando las las páginas poco a poco, como quien tiene delante un libro valiosísimo, con cientos de años de antigüedad.
2. Conoces de memoria, mucho mejor que los números de teléfono de tus padres, los números de teléfono del seguro de viaje, las embajadas y cualquier otro servicio que tenga que ver con los viajes.
3. Llevas en el monedero, mínimo, 3 monedas de diferentes países.
4. Cualquier conversación que mantengas, sea la que sea, acabará derivando, como por arte de magia, en algún viaje.
5. El mayor temor de tus amigos es verte al día siguiente de llegar de viaje. Saben que les tocará sesión intensiva.
6. Prefieres un billete de avión a cualquier otra cosa en el mundo. Y cuando decimos cualquier cosa, nos referimos a cualquier cosa.
7. Si el mundo acabase mañana, a ti seguro que te pillaría viajando.
8. Relacionas cualquier importe con algo relacionado con viajes. Una cena = a un vuelo low cost. Una camiseta = una cena en cualquier ciudad europea. Un coche = una vuelta al mundo durante dos años. Un piso, ¿de verdad quieres que compare el precio de un piso con algo relacionado con viajes?


11. Te has encontrado, en muchas ocasiones, soñando con estar de viaje. Y suele pasarte mientras estás trabajando.
12. Has pensado (y en más de una ocasión), dejarlo todo y vivir viajando.
13. «Si la vida te da limones, tú siempre haces viajes».
14. Sabes dar las gracias mínimo en 5 idiomas.
15. Has convertido a varios blogs de viajes en tus personajes favoritos.
16. Tienes una lista con todos los destinos pendientes a los que quieres ir antes de morir, aunque esto último estás seguro que no será un impedimento para seguir viajando.
17. Has hecho amigos por todo el mundo y es que como dicen «Todo el mundo sonríe en el mismo idioma».
18. Siempre tienes una mochila preparada. Nunca se sabe cuando tendrás que salir de viaje.
19. Más de una vez te sorprendes emulando al abuelo batallitas con aquello de «A mi una vez, estando en… ».
20. Has pensado, y en más de una ocasión, pedir un crédito para viajar. Sobre todo después de ver lo fácil que es con Monedo Now.
Con ellos podrás pedir de 750 a 5000 euros, a devolver hasta en 36 meses, a través de un proceso super rápido, completamente online, personal y además de sin la necesidad de presentar nómina o aval. Más fácil imposible, ¿no crees?

Tikal. Guatemala

48. Te has montado en los transportes más inverosímiles que hayas podido imaginar.
49. Tienes o has pensado en crear un blog de viajes.
50. Crees, firmemente, que la vida sin viajar, no es vida. Resumiendo: eres un auténtico adicto a los viajes.

Si te apetece ayudarnos a completar la lista de síntomas que delatan que eres adicto a los viajes, añade el tuyo en los comentarios.

**Este artículo, está escrito como parte de una colaboración con Monedo Now, pero siempre basado en nuestras experiencias, con contenido original y sin que ninguna marca nos haya influenciado en ningún caso.

Pin
Send
Share
Send